Recetas navideñas

En estas fechas es muy común que en las reuniones familiares se prepare la comida en casa y por eso te mostramos estas recetas de excelentes platos y que harán que tu y tus seres queridos disfruten de la cena.

En internet encuentras miles de recetas y nosotros hemos seleccionado la página gastronomiaycia para mostrarte 3 de las muchas recetas que publican:

PATO A LA NARANJA

Una receta de Navidad muy tradicional es el Pato a la naranja. Se agradece que en estos días festivos en los que generalmente pasamos varias horas en la cocina preparando un suculento menú, haya platos tan sencillos y deliciosos como este.

El Pato a la naranja puede prepararse con distintos condimentos, a nosotros nos gusta incluirle Pato naranjaingredientes habituales en la receta del pato laqueado, como la salsa de soja y la miel. El resultado es una carne muy sabrosa, jugosa y con una combinación de sabores excelente, lo comprobarás cuando tus comensales mojen hasta la última gota de jugo con pan.

Esta receta de Pato a la naranja es muy fácil de hacer, y si el pato no es muy grande no necesita mucho tiempo de cocción, lo que necesita es un poco de mimo, pues hay que bañarlo unas horas antes con el jugo preparado y también durante el horneado.

Ingredientes:
1 pato de 1’5 kilos aprox. limpio, 3 naranjas, 8 chalotas, 25 mililitros de miel, 40 mililitros de salsa de soja, 60 mililitros de refresco de cola, pimienta negra.

Elaboración:
Prepara la marinada como mínimo dos horas antes de hacer el pato, mezcla en un cuenco el zumo de una naranja y la ralladura de su piel, la miel, la salsa de soja, la Coca-Cola y pimienta negra recién molida. No es necesario añadir sal, puesto que la salsa de soja ya es bastante salada.

Lava las otras dos naranjas y una de ellas córtala por la mitad, una mitad introdúcela en el interior del pato, el resto resérvala. Pon el pato en un recipiente regándolo con la marinada y déjalo en ella durante un mínimo de dos horas, cada ratito recuerda ir regando allí donde el jugo de la marinada no llegue.

Precalienta el horno a 200º C momentos antes de hornear. Pela las chalotas y corta las naranjas restantes en rodajas.

A la hora de asar el pato, colócalo en la bandeja del horno, pínchalo con un tenedor tres o cuatro veces para que desprenda algo de grasa. El pato tiene mucha grasa y nos sirve para la cocción sin provocar que quede seco. Vierte el jugo de la marinada sobre el pato y hornea durante 20 minutos a 200º C. Después de los primeros diez minutos de horneado riega con el jugo todo el pato.

Pasados estos 20 minutos añade las chalotas y las rodajas de naranja al asado, baja la temperatura del horno a 160º C y continúa la cocción durante 30-40 minutos más, según el tamaño del pato y cómo te guste la carne de hecha. En este tiempo recuerda de vez en cuando regar el pato con el jugo de la marinada para que tome su sabor y su piel resulte brillante y caramelizada.

Cuando el pato esté hecho apaga el horno, puedes dejarlo reposar unos minutos y después servirlo en una fuente amplia con las chalotas y las rodajas de naranja.

Emplatado
El más mañoso de la casa que corte el Pato a la naranja, sírvelo acompañado de la guarnición de chalotas y naranja y de su delicioso jugo de cocción. ¡Buen provecho!

REDONDO DE TERNERA CON SETAS AL OPORTO

El redondo de ternera es uno de los cortes de carne más agradecidos a la hora de cocinarlo, fácil de guisar o asar y con muchas posibilidades de combinar con salsas y guarniciones. Una de las recetas que nos gusta preparar con este corte es el Redondo de ternera con setas al Oporto, ideal para un día festivo como los que se aproximan, por lo que os puede resultar una interesante propuesta para vuestro menú de Navidad.redondo

la receta de redondo de ternera la preparamos en la cocotte desde el principio hasta el final, siempre está la opción de terminarlo en el horno, apenas varía la elaboración de la receta una vez que se añade el vino, pero si necesitáis seguir indicaciones de la receta paso a paso, no tardaremos mucho en compartir otra receta para Navidad muy similar, asando un redondo, roti o similar en el horno.

Una buena cocotte es capaz de elaborar espectaculares guisos a fuego lento, creemos que queda patente en las fotografías, ojalá pudiéramos compartir también su aroma y sabor, su jugosidad y textura… La carne queda sonrosada en su interior, tierna y bien acompañada de una sabrosa salsa enriquecida con negrillas o fredolics tiernos y almendras que aportan una textura crujiente. Os invitamos a probarla.

Ingredientes (6 comensales)
1 redondo de ternera (1’2 kg. aprox.) , 2 zanahorias, 1/2 cebolla dulce, 3 chalotas, 4 dientes de ajo, 1 c/p de pimienta negra en grano, 1 c/p de tomillo, 1 c/p de romero, 1 hoja de laurel, 220 gramos de Oporto, aceite de oliva virgen extra , y sal.

Para las setas
200 gramos de negrillas, 2 dientes de ajo, 1 puñado de almendras marcona, sal, y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración:
Pela la cebolla y córtala en pluma. Pela las chalotas y córtalas también en pluma. Pela las zanahorias, córtalas por la mitad y a continuación en finas rodajas. Pela los dientes de ajo y dales un golpe con la hoja del cuchillo para que se rompan.

Para que la cocción sea homogénea y el redondo conserve su forma, brida o ata la carne con hilo de cocina o bramante. Salpimenta al gusto. Pon una cazuela o cocotte de fondo grueso a calentar con un fondo de aceite de oliva virgen extra.

Marca todo el contorno del redondo de ternera en la cazuela, dándole la vuelta cada dos minutos aproximadamente, entonces retírala a un plato, resérvala y deja que se enfríe ligeramente la cazuela fuera del fuego, entonces incorpora un par de cucharadas de Oporto y desglasa, añade los dientes de ajo, las chalotas, la cebolla y la zanahoria, salpimenta al gusto y pocha las hortalizas unos minutos, sólo hasta que la cebolla empiece a transparentar.

Añade los granos de pimienta, el tomillo, el orégano y el laurel, reincorpora la carne y sube el fuego, vierte el vino de Oporto y deja que rompa a hervir, entonces reduce el fuego y tapa la cocotte, deja cocer 50 minutos y ve dándole la vuelta al redondo cada 15 minutos.

Cuando el redondo de ternera esté casi hecho, pon una sartén con unas gotas de aceite de oliva virgen extra a calentar y saltea las setas con una pizca de sal, deja que suelten su agua cuando se haya evaporado, añade las almendras y los ajos picados bien finos, deja que se tuesten y retira del fuego.

Retira el redondo de ternera, le va bien reposar unos minutos en un plato, y recupera sus jugos para reincorporarlos a la salsa. Vierte las hortalizas y el jugo de la cocotte al vaso de la batidora (retira el laurel), tritura y cuela para volver a pasar a la cocotte. Lleva de nuevo a ebullición y reduce el fuego, reincorpora el redondo de ternera y mantén entre 5 y 10 minutos. Después retira el redondo y vierte las negrillas con las almendras a la salsa de la carne, deja reducir unos minutos hasta obtener una salsa densa.

Emplatado:
Corta el redondo de ternera ayudándote de la pinza para cortar la carne en rodajas del mismo grosor. Sírvelas en los platos y napa el centro con la salsa de setas y almendras. Sirve enseguida acompañando con un buen pan artesano para no dejar rastro de la salsa en el plato. ¡Buen provecho!

SOLOMILLO CON SALSA A LA PIMIENTA

El Solomillo con salsa a la pimienta es una receta clásica, aunque hay muchas formas de preparar esta salsa, y también distintos métodos para cocinar el solomillo. Hoy os mostramos una de las elaboraciones más sencillas, pero con resultados excelentes. Siempre es una buena forma de deleitar a nuestros solomillocomensales en una comida festiva, seguro que será una buena opción si tienes que organizar un menú para Navidad o cualquier otra celebración.

Si la receta de solomillo en salsa forma parte de un menú con aperitivos, entrante y postre, no necesitará una guarnición nutritiva, bastará con alguna elaboración que contraste en sabores y texturas, que aporte un toque de gracia, como el crujiente de queso a la pimienta rosa o la quenelle de crema de castañas dulce.

Pero si quieres elaborar un plato más completo, puedes decantarte por preparar unas patatas Hasselback o una chips caseras bien crujientes.

Ingredientes (4-6 comensales)
2 solomillos de cerdo, 1 chalota, 200 ml de nata para cocinar, 150 ml de leche, 2 c/c de Bovril, 1 c/p de pimienta negra recién molida, 1 c/p de pimienta en grano (puedes modificar la cantidad según el gusto), aceite de oliva virgen extra, sal.

Elaboración:
Si quieres preparar el crujiente de queso a la pimienta rosa, prepara un plato llano sobre el que dispondrás papel vegetal, ralla el queso que hayas elegido para hacer el crujiente, nosotros hemos utilizado un queso de oveja tierno en esta ocasión.

Coloca el queso sobre el papel vegetal haciendo redondas o la forma que prefieras, pica la pimienta rosa en el mortero y repártela sobre el queso y finalmente introdúcelo en el microondas a toda potencia durante 40 segundos, aunque el tiempo dependerá del tamaño que le hayas dado. Deja enfriar y se despegará fácilmente del papel. Reserva.

Empezamos a hacer la salsa a la pimienta que tardará más rato en reducir que el tiempo que para nosotros necesita el solomillo, que nos gusta sonrosadito en su interior. Pela y pica la chalota, pon un poco de aceite de oliva en una sartén y póchala a fuego lento hasta que esté transparente, añade entonces el Bovril, mezcla con la chalota e incorpora la nata y la leche. Se puede sustituir la leche por más nata, pero así reducimos materia grasa en la salsa y al final obtenemos igual una salsa cremosa.

Añade sal al gusto y la pimienta (también puedes añadir una pizca de nuez moscada), lleva a ebullición y reduce inmediatamente el fuego, sin dejar de remover para que no se pegue la nata o la leche al fondo, deja cocer a fuego lento moviendo de vez en cuando hasta que reduzca a la mitad o hasta que obtengas una salsa cremosa y densa. Si la quieres bien fina, puedes triturar y pasar por el colador chino.

El solomillo lo puedes hacer entero o cortarlo en raciones antes de cocinarlo. Como es la salsa la que dará alegría al plato, el solomillo lo hacemos a la plancha, con un poco de aceite y sal al gusto, dorando bien por fuera para potenciar el sabor y después reduciendo el fuego para que el calor llegue al centro del solomillo.

Fuente: gastronomiaycia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s