Como elegir el Vino en un restaurante

elegir vino en restauranteSeguramente a muchos nos pasa que cuando vamos a un restaurante no tenemos muy claro que tipo de vino vamos a elegir para acompañar nuestra comida o cena. Al abrir la carta de vinos y empezar a leer toda la variedad que puede tener empezamos a sentir un peso sobre los hombros y un mar de dudas que dificultan aún más la elección. Y nos preguntamos.. ¿acertaré? ¿nos gustará la elección? ¿el precio es demasiado alto? en fin muchas dudas que se te vienen a la cabeza.

Vamos a darte un par de consejos para ayudarte a elegir:

1. ¿Quien se encarga de pedir?
Lo más lógico es que elija el vino la persona que va a asumir la cuenta ya que puede ser muy delicado elegir un vino que suba demasiado la factura que otra persona va a pagar. No obstante es muy importante la preferencia de tu invitado/a por lo que podemos plantear preguntas como ¿vino tinto, verdad? ¿algo suave o con más cuerpo? con esto nos aproximaremos mucho a lo que la otra persona hubiera elegido.

2. Tener en cuenta que sea un vino acorde al menú
Lo primero que hay que hacer es saber qué vamos a comer y en función de eso elegir un vino acorde al menú. Los manjares suaves van mejor con vinos suaves, mientras que los de sabor más fuerte con vinos más potentes; los blancos si son jóvenes, frescos y frutados, van muy bien con pescados y mariscos, los tintos con carnes rojas y los rosados y espumantes con todo. Pero en la cocina moderna, con tantos contrastes y matices, estas asociaciones pueden cambiar.

3. Dedica el tiempo necesario

Hay cartas de vino que abruman por su extensión, pero una vez que seamos capaces de definir qué tipo de vino quiere y en qué horquilla de precio, las referencias se acotan bastante. Aún así, no hay problema en dedicar cierto tiempo a estudiar la carta, pero sin caer en la descortesía con el resto de comensales.
4. Déjate aconsejar
Si hay sommelier en el restaurante o si el jefe de sala es un conocedor, lo mejor es dejarse aconsejar. No está de más darle discreta o abiertamente una pista acerca del precio en el que debe moverse la botella que se prefiere. Si el sommelier es competente, hará alguna pregunta para saber por dónde van los tiros y tratará de satisfaceros. Si lo que ofrece no apetece, hay que decir abiertamente que lo intente con otra referencia. 
5. Fíjate en los precios
Por lo general en todas las cartas de vino encontrarás una variedad de precios y desde luego podrás ver que las botellas más caras son las que casi nadie elige pero deben estar presentes como parte del caché del restaurante. También tendremos en cuenta las botellas más baratas, las cuales se aconseja no elegir ni la primera ni segunda de menos valor ya que podemos llevarnos una desepción, todo dependerá si esas botellas son de una marca que ya has probado antes y si te ha gustado pues adelante. 
No existe un vino ideal para elegir, pero si existen las preferencias y recomendaciones de las personas y eso no se mide por el precio que tiene la botella sino por lo mucho o poco que puedes disfrutar de un buen vino; por tanto la mejor botella es la que más te guste a ti. 
Esperamos que con estos breves consejos puedas tener mayor seguridad a la hora de escoger el vino en un restaurante. Pronto volveremos con más consejos 🙂
Si te ha gustado este post no dejes de compartirlo 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s